CuAnDo El MaR No TeNga SEd y El AmOr sEpA pERdeR VenDeRe Mi CoRaZoN, ParA DaRtE AlGo MeJor...

domingo, 4 de julio de 2010

Existe


Toda mi vida soñe con una persona que me quisiera de verdad
que me hicera sentir especial, que me hiciera reir, que le gustara bailar...
pense siempre en como seria mi vida con el,
imagine las flores de la iglesia donde seria mi boda,
espere tanto que llegara...
pero eso fue, un sueño.. esa persona no existe,
ese es un principe azul...
mas sin embargo, en mi mundo hay alguien que...
lo supera y por mucho,
no solo me quiere de verdad.. me ama tanto como yo a el,
no solo soy especial... me cuida como lo mejor de su vida,
no solo me hace reir... me hace llorar de tanto amar,
no solo le gusta bailar... canta para mi constantemente,
ahora no solo pienso en mi vida con el... no me veo sin el en mi vida,
ahora no solo habra flores en la iglesia, habra flores siempre en el jardin de nuestra casa...
ahora solo esperare que llegue... despues de su trabajo,
es mas que un principe.. de todos los colores del mundo,
ahora no es un sueño, es toda una realidad...
esa persona existe... esa persona ¡eres tu!.. y te amo.

4 comentarios:

Nati dijo...

Precioso relato, tu forma de escribir es muy alucinante.
Gracias por compartirlo con tod@s.
Un beso Nati.
Feliz Verano.

Leticia dijo...

Muy bonito ese sentimiento: el amor, el amor... que nos hace sentir mariposas en la barriga, que nos hace vivir en una atmosfera en la que somos felices, que nos mantiene suspendidos en el aire. El amor!!!

yo tengo un principe azul, al que cada mañana espero mirando por la ventana a ver si llega a llevarme consigo a su mundo de sueños!!!

un saludo y gracias por visitarme, por cierto ya esta publicada la tercera parte!!

feliz verano!!!

un beso!!

Luly dijo...

En horabuena :) Muchas felicidades... la espera a terminado!! Que Diosito bendiga ese amor tan puro y la felicidad los acompañe por siempre!!
Saluditos :D y gracias por todos tus comentarios!!

Jhon dijo...

Yo creo ke solo hay ke dejarse envolver en el amor, y dejarte amar...